Las innovaciones están remodelando constantemente el panorama de la cirugía plástica, una de las cuales ha ganado rápidamente popularidad en los últimos años: la transferencia de grasa a los senos. Tradicionalmente, aumento de senos ha requerido implantes, pero la transferencia de grasa ofrece una alternativa natural y menos invasiva. Entonces, ¿qué implica exactamente este procedimiento y por qué alguien podría optar por él?

¿Qué efecto tendría la transferencia de grasa en el tamaño y la forma de los senos?

El procedimiento de transferencia de grasa consta de dos pasos principales: liposucción para recolectar grasa de áreas donantes como el abdomen, los muslos o los flancos, y luego una inyección de la grasa procesada en los senos. El tamaño de los senos logrado mediante la transferencia de grasa puede variar para cada paciente según la cantidad de grasa del donante disponible y el resultado deseado por la paciente.

A diferencia de los materiales extraños utilizados en los implantes, la transferencia de grasa proporciona un aumento natural que se combina con el tejido mamario existente. Además, las transferencias de grasa permiten esculpir y dar forma mejor, por lo que los pacientes que buscan mejoras sutiles o corrección de la asimetría probablemente verán mejores resultados con el aumento de la transferencia de grasa.

¿Es más saludable que los implantes tener una transferencia de grasa a los senos?

Una de las ventajas más importantes de la transferencia de grasa a los senos es el nivel de seguridad en comparación con los implantes tradicionales. Dado que el procedimiento utiliza las células grasas del paciente, prácticamente no existe riesgo de reacciones alérgicas o rechazo.

La transferencia de grasa también ofrece el beneficio de Contorno corporal desde el uso liposucción para la recolección de grasa contornea el cuerpo y mejora la forma de los senos. Si bien los implantes pueden requerir un reemplazo periódico debido al desgaste, las células grasas integradas adecuadamente pueden proporcionar un aumento duradero con un mantenimiento mínimo.

¿Qué porcentaje de pacientes con mama tienen transferencia de grasa a sus senos?

Aunque los implantes siguen siendo la opción más común para aumento de senos, la transferencia de grasa está ganando popularidad constantemente entre los pacientes que buscan una alternativa más natural. Investigaciones recientes sugieren que aproximadamente entre el 15 % y el 20 % de las pacientes de aumento de senos optan por procedimientos de transferencia de grasa. Las transferencias de grasa continúan ganando popularidad por muchas razones: los pacientes eligen este procedimiento por su gran cantidad de beneficios, su enfoque avanzado y mínimamente invasivo y por sus resultados más personalizados o de apariencia natural.

La decisión entre la transferencia de grasa y los implantes es muy personal y depende de los objetivos del paciente, del tipo y forma del cuerpo y de la cantidad de grasa disponible en las zonas donantes. Para saber si el aumento tradicional o la transferencia de grasa se adapta mejor a sus objetivos, lo mejor es consultar con un cirujano plástico certificado.

Solicite una consulta

Las transferencias de grasa a los senos ofrecen una opción segura, eficaz y natural para mejorar el tamaño y la forma de los senos. Con la capacidad de ofrecer resultados personalizados y al mismo tiempo minimizar riesgos y complicaciones, no es de extrañar que tantos pacientes elijan este procedimiento para obtener resultados de apariencia más natural.

¿Estás considerando el aumento de senos mediante transferencia de grasa? Programe su consulta con el equipo experimentado en Cirugía Plástica Brandon, dirigido por cirujanos de renombre Dra. Shienbaum e Dra. Gargyay explore sus opciones para mejorar su confianza y belleza.